Ago 10 / Disename Cómo una buena identidad marca puede salvar nuestro proyecto

¿Quién no se mira en el espejo al salir de casa para comprobar su apariencia? Nos gusta que la gente vea reflejada en nuestra ropa y carácter nuestra personalidad y el humor que tengamos ese día.

Lo mismo puede aplicarse a la imagen que refleja nuestro negocio. Nuestra identidad de marca es el ADN de nuestra empresa y como tal hay que darle la importancia que tiene. Y no solo me estoy refiriendo al diseño del logotipo (eso es la punta del iceberg) sino a nuestra manera de comunicarnos con nuestros clientes e interactuar con ellos.

Párate a pensar por un momento en cómo te ven tus clientes. Haz el esfuerzo de olvidarte de ti mismo y de lo que crees saber sobre tu empresa, y ponte en el lugar de aquél que necesita de ti y está pensando en contratarte. ¿Cómo te gustaría que te hablaran? ¿Qué sentimientos necesitarías que te transmitieran para decidirte por trabajar con ellos? Si respondes honestamente, tus respuestas son tu hoja de ruta perfecta. Cuantas más preguntas te hagas, mejor será el proceso para ti y tu negocio.

Además de trabajar en tu comunicación, debes ofrecer una imagen acorde con tu mentalidad, lo que ofreces y cómo lo ofreces. Un buen diseño de marca es lo que pone la balanza a nuestro favor.

En resumen, una identidad de marca coherente, fuerte y segura, unido a un diseño profesional, ¡hará despegar nuestra idea!

CLOSE
CLOSE