Jun 25 / Disename ¿Ser freelance es tan genial como lo pintan?

ree

 

Si, como yo, os visteis de la noche a la mañana convertidos en diseñadores freelance entenderéis de lo que voy a hablar a continuación.

En aquellos maravillosos años en los que todavía había estudios y agencias que contrataban diseñadores, el mundo freelance era, al menos para mi, algo abstracto y sin ninguna base creíble. ¿Trabajar tirado en la playa? Vamos hombre.

Ese era el concepto que tenía de mi trabajo actual. De esto ya hace 5 años. Como imagináis mucho a cambiado mi modo de verlo.

En mi caso fue la única manera que tuve de poder trabajar en lo que me apasionaba y os puedo asegurar que a día de hoy, nunca he sido tan feliz con mi trabajo.

Obviamente no todo es una peli de Disney. Metes más horas que nunca y no siempre los trabajos que te tocan te llenan; ¿no muy diferente de trabajar en una agencia entonces no?

Error. La diferencia radical reside en la absoluta libertad de disponer de tu tiempo como te plazca. Obviamente, cuanto menos trabajes, menos ganarás. Pero el horario te lo pones tu.

Di adiós a aquellas reuniones con tu jefe justo cuando estabas apagando el ordenador y di hola a tirar de teléfono y patear las calles.

CLOSE
CLOSE