Feb 16 / Disename ¿A dónde nos dirigimos?

Quiero dedicar mi primer post a reflexionar sobre cómo veo el horizonte creativo hoy día.

Cómo puede ser que hayamos llegado al extremo de tener que regatear día sí y día también, todos aquellos proyectos en los que nos piden nuestro buen hacer profesional. Es tal la situación que no solo los creativos no podemos vivir de nuestra profesión sino que además nos toca muchas veces adelantar dinero que luego no volvemos a ver.

En mi opinión, los creativos mismos somos los que hemos favorecido que este panorama sea el pan nuestro de cada día, menospreciando económicamente nuestro trabajo, y tirando los precios como si de un mercadillo se tratara.

logo

Copyright de la imagen: Lucreativo

Los portales online donde captar proyectos freelance, son una buena herramienta, hasta que descubres que hay 1000 personas que están dispuestas a hacer el mismo trabajo por un tercio de lo mínimo que se debería cobrar por ello.

Así no llegamos a ninguna parte. Es imposible que los diseñadores podamos levantar el vuelo si no tenemos una base a la que no llegamos en años. Tenemos que volver a concienciar al público sobre el valor de nuestro trabajo, de las horas que lleva un proyecto desde su comienzo hasta la entrega final, y sobre todo, no convertirnos en nuestros peores enemigos regalando nuestras habilidades.

CLOSE
CLOSE